Uno de los elementos más importantes cuando navegas por internet es mantener la seguridad. Visitar tus webs favoritas o tener presencia en redes sociales es una actividad rutinaria en la que no debes descuidar un elemento tan fundamental como la protección en la red.

Desde Socialmente Digital, nos unimos al impulso de la seguridad en Internet y te ofrecemos diez consejos eficaces de ciberseguridad para que tu conexión esté siempre protegida.

Recomendaciones imprescindibles para el uso seguro de la red

En los siguientes apartados podrás conocer cuáles son los beneficios de trabajar con Internet de una forma segura.

1. Las url con ‘s’ y candado

Si vas a realizar alguna compra o transacción económica, la web debe comenzar por «https://».

Este código certifica que se trata de una página que cumple con las normas de seguridad establecidas.

Otra de las claves para comprobar si la web que visitas es segura puedes encontrarla en el icono de un candado que aparece en el extremo izquierdo de la barra de direcciones de tu navegador.

2. Comprobar el sello de seguridad y la política de privacidad

Busca la política de privacidad en la parte inferior, analiza el apartado de contacto y comprueba la dirección, verifica que el sello de seguridad es real usando tu antivirus y cierra la página en cuanto observes que han comenzado a aparecer ventanas sin tu permiso o que has descargado algún archivo sin solicitarlo expresamente.

3. La verificación en tu pago como costumbre

El modelo de la plataforma de pago es universal y suele conllevar que envíen un SMS a tu teléfono móvil con un código de seguridad.

En otros casos es posible pagar por Paypal o con otros sistemas; lo importante es comprobar que este apartado pertenece a la página correspondiente y que te ofrece todas las garantías.

4. Tus dispositivos con antivirus y actualizados

Usa un antivirus en cada uno de ellos y, sobre todo, realiza un análisis a la semana para detectar cualquier tipo de anomalía. De esta forma, previenes problemas y mantienes tu información a salvo.

No olvides seleccionar automáticamente la opción de actualizar el antivirus, para que siempre ofrezca la mayor efectividad posible.

5. Tus datos, mejor en privado

Lo habitual es que recibas un correo electrónico donde se indique que necesitas enviar el número de tu tarjeta de crédito, tu DNI y tu dirección, entre otros datos, para, por ejemplo, confirmar los datos ya mandados a una tienda concreta. Tira directamente este correo a la papelera y no te molestes ni en abrirlo.

Estos datos solo se suelen dar una vez al comercio correspondiente. Si se solicitan por impago de una factura, la empresa se pondrá en contacto contigo por otra vía, pero nunca usando un correo electrónico.

Antes de seguir conociendo más recomendaciones, te aconsejamos que también revises el taller online sobre cómo navegar por Internet de forma segura. ¡Te sorprenderá!

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

 

6. Conocer al remitente

En muchas ocasiones recibirás un correo que te solicita información, incluso comentando que harán públicos algunos datos privados sobre ti.

Solo tienes que leer quién remite el mensaje y hacer una búsqueda en internet para comprobar si ha sucedido en ocasiones anteriores.

Lo más recomendable es siempre tirar directamente a la papelera de reciclaje estos correos sospechosos.

7. Tus compras online en páginas de confianza

Investiga en la red antes de realizar una compra online y así podrás asegurarte que la página es de confianza. Puedes realizar búsquedas en las redes sociales al respecto y decidirte exclusivamente cuando los comentarios sean positivos.

8. Compartir sí, pero en exclusiva

En ocasiones, se comparte información con amigos o con compañeros de facultad o de trabajo, pero el problema no son estos destinatarios, sino la puerta abierta que queda al acceso a dichos datos por parte de terceros.

Concede acceso específico a cada persona con la que compartes la información y crea una clave para cada documento para reforzar tu seguridad.

9. Las contraseñas largas y con caracteres especiales

La mayoría de usuarios utilizan contraseñas que emplean pocos caracteres. Lo más recomendable es usar una con un mínimo de ocho caracteres, que incluya caracteres como la eñe (que no existe en otros teclados y exige crear combinaciones distintas para escribirla) y signos de puntuación diversos como los de interrogación o exclamación.

Combina mayúsculas con minúsculas, incorporando algún número, para conseguir que tu contraseña sea indescifrable.

También existen programas que te ayudan a crear una contraseña mucho más potente gracias a la combinación de elementos diversos.

10. La formación en seguridad es clave

Lo expuesto en los anteriores apartados son medidas de enorme eficacia para proteger tu dispositivo, pero siempre hay excepciones.

Lo mejor que puedes hacer es dedicar un instante a pensar quién te está pidiendo qué y por qué.

O, directamente, llamar al banco, a la empresa o a la tienda que presuntamente te solicita la información para confirmar si es cierto. Todo sea por navegar de forma segura por Internet.

Si necesitas aprender más sobre seguridad en la red, puedes formarte con nuestros cursos online o con las jornadas presenciales que hay disponibles en nuestro catálogo formativo.

Y si quieres seguir ampliando información, no dudes en consultar nuestra Guía sobre Seguridad Informática.

Infografía: Internet seguro