El impacto de Internet en la sociedad ha sido tan fuerte que ya no podríamos vivir sin él. A continuación, te explicaremos cómo ha evolucionado y por qué es importante que aprendas a desenvolverte en el mundo digital.

dia de internet

Además, para navegar en la Red es fundamental disponer de competencias digitales que te permitan desenvolverte con total fluidez. Buscar información, generar contenidos digitales o resolver problemas son factores que te ayudarán a integrarte del mejor modo posible en la ciudadanía digital.

¿Por qué no aprovechar los días de confinamiento para familiarizarte con este recurso tan útil y beneficioso? ¡Vamos a ello!

¿Cómo ha sido la evolución de Internet?

Internet se ha desarrollado a una velocidad de vértigo desde su creación y pocos recuerdos quedan de esa primera red que se utilizaba para enviar mensajes sencillos entre dos ordenadores primitivos.

Cuando se creó, solo aquellas personas con conocimientos profundos de informática eran capaces de entender y manipular el código para añadir contenidos a la red. Apenas había páginas web y buscar información sobre un tema en concreto era prácticamente imposible.

Durante los años 90 Internet se fue haciendo un hueco en los centros de investigación y universidades, además de formar parte del sistema de gestión en organismos públicos y empresas privadas.

Poco a poco, la sociedad fue siendo consciente de la revolución para las comunicaciones que suponía Internet y comenzó a acercarse tímidamente.

En la primera década del siglo XXI los avances técnicos y las nuevas posibilidades de creación de páginas web dieron paso a la creación de redes sociales y otras herramientas interactivas para conectarnos al mundo digital.

Además de permitir la comunicación entre personas, también surgían las posibilidades de generar contenidos, pudiendo subir muy fácilmente a Internet nuestros diarios, vídeos personales, opiniones o campañas de promoción de nuestros productos.

Enviar información a cualquier lugar o compartir momentos con el resto del mundo estaban ya al alcance de nuestra mano.

Así fue como Facebook, Twitter, o más adelante Instagram, se convirtieron en auténticas y efectivas vías de relaciones humanas, como se demuestra en estos días de confinamiento debido al coronavirus.

Poco a poco, los usuarios cada vez pasaban más horas conectados desde sus ordenadores de sobremesa.

Ahora, sin embargo, estamos conectados en todo momento y sin importar el lugar a través de teléfonos móviles o tabletas.

Esta rápida evolución tecnológica ha acelerado el proceso de aprendizaje de capacidades que hace unos años no existían. Ahí aparece la importancia de contar con competencias digitales básicas que te faciliten tu relación con los medios digitales y te ayuden a manejarte en Internet a la perfección.

Y podemos anticipar un futuro de lo más prometedor, con smartphones, electrodomésticos, vehículos y todo lo que podamos imaginar conectado tanto a Internet como entre sí.

Podríamos encender la televisión, programar la lavadora, comprobar si ha saltado la alarma del coche o activar el equipo de música.

Ya hay multitud de empresas trabajando en esa línea. Es el caso de Smart IoT Labs, una startup cuya visión es la de revolucionar el concepto de “Casa Inteligente” a través de la fusión del Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial para mejorar la vida en el hogar.

Todo esto desde cualquier lugar e incluso de viva voz gracias a los asistentes virtuales que están proliferando en los últimos años como Alexa, Google Home o el asistente virtual de Salud Responde.

Y tú, ¿te atreves a imaginar con qué puede sorprendernos en los próximos años el desarrollo de Internet?

Para saber cómo es la actual evolución de Internet y la tecnología en general, nada mejor que una conversación con uno de los expertos más reconocidos a nivel nacional e internacional. Enrique Dans, profesor de Innovación de IE Business School estuvo en el evento virtual ‘Juntos y Conectados’. Aquí puedes ver su entrevista al completo.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

 

¿Por qué es importante Internet en nuestro día a día?

La conectividad online se ha convertido en un recurso casi imprescindible en el ámbito de las comunicaciones.

Su evolución ha hecho que puedas enviar fotos a un familiar o amigo de forma instantánea, solicitar citas en el médico o hacer un pedido de comida rápida, entre interminables ejemplos.

Iniciativas como la de Healthinn permiten que cualquier persona pueda acceder a internet para su aplicación de rehabilitación de lesiones para manos y dedos. Algo impensable hace unos años.

Otra opción que permite la tecnología en relación a la salud es la posibilidad de tener un médico a tu disposición, independientemente del lugar en el que te encuentras y del dispositivo que utilices.

Es la propuesta de DocLine, que funciona a través de videoconsultas, mensajería privada y recetas online.

A día de hoy, la red te permite el acceso a periódicos de tirada nacional e internacional con actualización de contenidos inmediatos.

De la misma forma, podrás acceder a vídeos de preparación de recetas de cocina y aumentar tus dotes culinarias.

Si no asumes que esta herramienta virtual ya forma parte de nuestras vidas, estarás perdiendo una oportunidad única. Puedes relacionarte con personas de todo el mundo y acceder a un mercado laboral donde la formación a distancia es igual de valorada que la presencial.

La asignatura pendiente de hablar un idioma que no sea el propio es ahora más fácil de resolver gracias a la aparición de startups como Twenix, que ofrece sesiones online de 26 minutos al día con profesores de todo el mundo.

Estas posibilidades han sido fundamentales, a lo largo de la última década, para favorecer el empoderamiento de las mujeres en nuestra sociedad.

Las redes han resultado cruciales para la organización de movimientos feministas y la transmisión de los valores transformadores que hoy todos conocemos y con los que estamos concienciados.

La iniciativa WomANDigital es un claro ejemplo de cómo el potencial de Internet ha sido un elemento clave para potenciar la figura de la mujer en el ámbito tecnológico.

Y es que gracias a las herramientas digitales dispondrás de grandes oportunidades para multiplicar tus conocimientos.

Como ejemplo, en Socialmente Digital podrás encontrar formación online para que saques todo el partido a Internet y mejores tus competencias digitales.

Herramientas de ofimática, iniciación al diseño web y programación o técnicas de búsqueda de empleo son algunas de las temáticas disponibles. ¡Anímate y haz el curso que más se adapte a tus necesidades!

La seguridad y privacidad que existen actualmente en el mundo digital te permitirán realizar transacciones económicas seguras a la hora de adquirir productos en un comercio online.

Así pues, podrás hacer la compra en el supermercado de manera virtual, o incluso reservar billetes de tren sin necesidad de acudir a la estación para realizar la gestión.

La seguridad en nuestros pagos más habituales es un elemento fundamental para acercar la tecnología a la ciudadanía.

Algo así es lo que pretende TactilePay, que ofrece un sistema de pago mediante la huella dactilar a través de un lector biométrico.

En estos momentos de confinamiento, además, podrás acceder a recursos culturales mediante visitas virtuales. Por ejemplo, tienes una opción para ello con ‘Maravillas de Andalucía’.

Este proyecto de la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía y Google ofrece más de 2.300 obras de arte mediante colecciones virtuales de toda la geografía andaluza.

En conclusión, la conexión a Internet en la sociedad actual es imprescindible. Y, aunque quizá aún necesitamos años y perspectiva para verlo todo en su conjunto, nos ha hecho mucho bien.

Hoy, nuestra sociedad avanza a un ritmo nunca antes visto gracias, en parte, a la Red de redes. ¿Te animas a disfrutar de todos los recursos que pone a tu alcance?