La globalización y el auge de las nuevas tecnologías han revolucionado nuestra forma de aprender, de trabajar, de comprar, de divertirnos y comunicarnos.

Actualmente es importante formarse en competencias digitales, que te ayudarán a desenvolverte correctamente en este nuevo mundo digital.

La importancia de tener competencias digitales

Las competencias digitales son aquellas que fomentan un uso creativo, crítico y seguro de las tecnologías de la información y la comunicación.

Además, sirven para alcanzar objetivos relacionados con el trabajo, la empleabilidad, el aprendizaje, el uso del tiempo libre, la inclusión y la participación en la sociedad.

Es fundamental que sepas usar la tecnología y sacarle el máximo partido. De hecho, hay una gran diferencia entre las personas que se adaptan a las nuevas tecnologías y las que no.

Conoce el ejemplo de Javier Padilla, creador de proyectos como El Desmarque, que en una de nuestras entrevistas nos contaba su experiencia personal sobre cómo logró reinventarse gracias a las competencias digitales.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

 

¿Por qué apostar por las competencias digitales?

Las competencias digitales marcan la diferencia para poder adaptarte a los entornos actuales.

La tecnología ha avanzado y actualmente es necesario tener competencias digitales básicas para realizar casi cualquier tarea.

Es importante que no le temas a los cambios y, sobre todo, que tengas capacidad de adaptación y ganas de aprender.

A continuación, queremos mencionar las principales diferencias entre una persona que tiene competencias digitales frente a otra que no las tiene.

1. Dominio de la comunicación online

Una persona que domine la tecnología y la comunicación online es capaz de incorporar las tecnologías y usarlas en beneficio propio. Además, tiene facilidad para crear contenidos de valor en las redes sociales y demás canales de comunicación.

Para ello, es importante tener la capacidad de saber crear y editar los diferentes contenidos, ya sean textos, imágenes o vídeos. Se trata de saber integrar conocimientos y tener creatividad a la hora de elaborar contenidos multimedia.

2. Mejor inserción en el mercado laboral

La formación en competencias digitales se ha convertido en una necesidad y en una oportunidad profesional para las personas que tienen dificultad de inserción en el mercado laboral.

Una persona que cuente con competencias digitales también comprenderá más fácilmente la formación necesaria para adaptarse a los nuevos entornos.

Es fundamental que te formes continuamente para encontrar empleos de calidad y que no dejes de adquirir conocimientos para estar al día en cuestiones tecnológicas.

3. Habilidades sociales y creativas

La mayoría de personas que dominan los recursos digitales y tecnológicos cuentan con mejores dotes comunicativas y creativas. Estas son fundamentales para fomentar las habilidades de cada persona y la aplicación de métodos innovadores.

Muchas personas están apostando por potenciar su creatividad y por la diferenciación, el pensamiento lógico y la agilidad a la hora de resolver problemas desde el punto de vista práctico.

4. Adaptación a las nuevas tecnologías

Los ciudadanos que cuentan con competencias digitales básicas saben adaptarse de forma adecuada a las nuevas tecnologías. Por el contrario, no hacerlo puede suponer quedarse totalmente relegado de la sociedad.

Aconsejamos que valores si realmente te desenvuelves cómodamente en los diferentes entornos digitales. Además, también debes ser capaz de usar las diferentes herramientas tecnológicas e integrarlas en tu día a día.

5. Mejor gestión de la información

La gestión de la información es clave para que puedas encontrar, tratar y generar la información que necesites en todo momento.

Esto implica que seas capaz de navegar por Internet y de conseguir información de forma práctica donde y cuando quieras.

Es importante que sepas distinguir entre las fuentes relevantes y la calidad y fiabilidad de los diferentes contenidos.

Las personas con competencias digitales como la facilidad por gestionar información se desenvuelven con mayor agilidad en los diferentes entornos digitales.

Poder establecer conversaciones y debates con otros usuarios es fundamental para generar valor a nivel profesional y personal. Además, es una forma de aprender y conocer el feedback de las otras personas frente temas concretos.

6. Alfabetización digital y ‘fake news’

La lucha contra las noticias falsas y la difusión de bulos es un asunto que preocupa, y mucho, a los países, empresas y organizaciones que, desde hace tiempo, trabajan por un Internet más seguro y libre de informaciones manipuladas.

Es importante saber identificar la información verídica de aquella que no lo es para protegerte de las noticias falsas y no contribuir a su propagación.

7. Adaptación al entorno competitivo y liderazgo en la red

El mundo cambia con tanta rapidez que es esencial que estés al tanto y aprendas continuamente de cada cambio de rumbo o tendencia.

Puedes usar los diferentes recursos informativos para ser capaz de mantenerte al día en el sector que te interese, aprender y darte a conocer.

En el entorno laboral, una persona con competencias digitales debe de estar actualizada y familiarizada con los entornos digitales. Un aspecto que te diferenciará si tienes habilidades tecnológicas es la visión estratégica.

No solo vale con conocer el entorno digital, tienes que saber qué es lo que puedes aprovechar de él; sólo así podrás generar nuevas ideas y aportar valor.

8. Participación en comunidades y foros digitales

Hoy en día es primordial que sepas comunicarte en entornos digitales, así como compartir recursos en línea y conectarte y colaborar con otras personas.

Fomentar el conocimiento mediante herramientas digitales es necesario para que toda persona sea capaz de interactuar y participar en comunidades y redes para integrarse en la sociedad de forma plena.

9. Utilizar Internet y las herramientas digitales con seguridad

Las personas con habilidades digitales son capaces de usar con seguridad, responsabilidad y eficacia Internet y las herramientas virtuales.

El uso de los datos es un tema delicado y al que hay que prestarle especial atención. Las personas que saben gestionar los datos en línea son capaces de proteger sus datos personales, así como de gestionar su identidad digital.

10. Mayor capacidad de resolución de problemas

Toda persona debe ser capaz de identificar necesidades y recursos digitales, es decir, tomar decisiones seleccionando las herramientas digitales para resolver problemas específicos.

Por eso, una persona con competencias digitales tiene más recursos para resolver problemas de casos reales.

En definitiva, la transformación de las tecnologías es cada vez más rápida. Por eso, es importante que estés actualizado, que te especialices y, sobre todo, que sigas formándote continuamente en las diferentes competencias digitales.

Es importante contar con un uso crítico y seguro de las tecnologías de la información para el trabajo y ocio.

Es conveniente que seas capaz de usar tu ordenador para recuperar, evaluar, almacenar e intercambiar información y para comunicarte con los demás a través de Internet.

Y si necesitas ayuda, hay muchos cursos y profesionales dispuestos a acompañarte en el proceso de adaptación a los cambios tecnológicos.