La evolución tecnológica de los teléfonos móviles ha cambiado nuestro modo de comunicarnos a gran velocidad.

mensajería instantánea

Una de esas grandes transformaciones vino con la irrupción de la mensajería instantánea, que acabó dejando a un lado a los tradicionales envíos de sms.

¿Cómo funciona la mensajería instantánea?

Este tipo de comunicaciones permiten una transmisión de mensajes en tiempo real entre dispositivos como ordenadores, tablets o smartphones.

Su origen se sitúa en la década de 1970, aunque no fue hasta los ochenta cuando empezó a utilizarse de manera más frecuente por ingenieros y académicos para comunicarse a través de Internet.

El punto de inflexión llegó en 1996, momento en el que surgió el primer servicio de mensajería instantánea.

Su nombre era ICQ y permitía intercambiar mensajes entre ordenadores con sistemas operativos distintos.

A partir de ahí su evolución ha sido constante hasta nuestros días. Actualmente son muchas las funciones que podemos encontrar en las distintas aplicaciones que existen en el mercado.

¡Sigue leyendo y descubrirás algunas de ellas!

Características de la mensajería instantánea

En el inicio, solo se permitía el simple intercambio de mensajes pero poco a poco se han ido añadiendo funcionalidades hasta hace tiempo impensables.

Ahora es posible enviar y recibir archivos multimedia, conocer información como la ubicación de los contactos con los que chateamos o contactar a través de las tan conocidas y recurrentes videollamadas.

Los sistemas de mensajería existentes comparten sus funciones básicas como mostrar un mensaje de estado, la creación de grupos, el bloqueo de contactos o añadir una imagen como avatar, entre otras.

Whatsapp, más allá de la mensajería instantánea

Pero si hablamos de mensajería instantánea, no podemos obviar la aplicación que la mayoría hemos utilizado alguna vez en nuestro teléfono.

La utilización de WhatsApp se ha generalizado a lo largo de los últimos años con la aparición de los dispositivos móviles.

Es la aplicación que más usamos a lo largo del día para enviarnos mensajes con familiares, amistades o con compañeros de trabajo.

De hecho, WhatsApp es la app de mensajería instantánea más utilizada de todo el planeta. Más de 2.000 millones de usuarios la usan al menos una vez al mes.

Sin embargo, muchas de las personas que la utilizamos habitualmente desconocemos algunas de las funciones que se incluyen en sus frecuentes actualizaciones.

¿Conoces todas o te sorprenderá alguna de ellas?

Comodidad: usa WhatsApp en tu ordenador

¿Es posible utilizar WhatsApp desde nuestro ordenador? ¡Sería de gran utilidad!

Cuando estás con el ordenador suele ser incómodo mantener conversaciones a través del teléfono y por WhatsApp simultáneamente.

Para estos casos, lo mejor es que te descargues e instales la aplicación para el ordenador. Tiene algunas diferencias con la app móvil, pero va a facilitarte mucho conversar y seguir con tus actividades.

Una vez instalada la herramienta en tu ordenador, solo tendrás que sincronizarla con la cuenta que tienes en tu teléfono.

Esto puede llevarse a cabo muy fácilmente siguiendo unas breves instrucciones que encontrarás en la misma web oficial de descarga y leyendo un código QR que te aparecerá en la pantalla con el lector de tu teléfono móvil.

Y atención: también puedes hacerlo sin necesidad de descargar e instalar la aplicación en el ordenador. Solo con sincronizar tu cuenta podrás acceder desde la misma web.

¡Es lo que se llama WhatsApp Web!

Ahorro: descarga y almacena solo lo que quieres

¿No sería magnífico que las imágenes y vídeos que te mandan no gastaran datos y no lograran así saturar la memoria de tu móvil?

Sí, puedes borrarlos cada cierto tiempo, pero es un trabajo tedioso. Y, además, seguro que ni te interesa ver más de la mitad de las cosas que han quedado guardadas.

¿No será mejor que no se descarguen de forma automática, sino que tú lo decidas?

Puedes configurar tu WhatsApp para que solo se descarguen aquellos archivos que tú elijas en cada conversación. Solo tienes que ir al menú, entrar en «Ajustes» y, desde allí, a la opción de «Datos y almacenamiento».

A continuación verás las opciones para seleccionar qué archivos quieres que se descarguen automáticamente y cuáles no, tanto con datos como con WiFi.

Precisión: responde a un mensaje determinado

Una forma ágil de no perdernos en las conversaciones de grupos o en aquellas que van muy rápido es poner la referencia del mensaje concreto al que estamos contestando.

Solo tienes que colocar tu dedo sobre el mensaje que deseas responder y desplazarlo arrastrándolo hacia la derecha.

Automáticamente se colocará como referencia por encima de tu zona de escritura.

Si estás utilizando la aplicación en tu ordenador, habrás de llevar a cabo esta acción haciendo clic en la flecha que aparece en la parte superior derecha de cada mensaje y escogiendo la opción «Responder» en el menú que se desplegará.

infografía mensajería instantánea

Atención: recuerda elementos clave de una conversación

Cuando en una conversación no quieres que algún mensaje pase desapercibido más tarde, puedes destacarlo. De esta forma podrás volver más tarde sobre ello y tendrás marcado lo que realmente te interesaba.

¿Y cómo puedes hacerlo? Es muy sencillo.

Únicamente tienes que mantener pulsado el mensaje durante unos segundos y aparecerán una serie de iconos en la parte superior de tu pantalla.

Selecciona el que tiene forma de estrella y el mensaje en cuestión ya estará destacado como favorito.

Creación de grupos: mantén charlas con tus amistades

Los grupos son chats donde participan varios de tus contactos. Un contacto de tu lista puede agregarte a alguno de ellos o puedes crearlo tú con una selección escogida de tus contactos.

¿Es difícil crear un grupo? En realidad no. Solo tienes que ir al menú desplegable de tu aplicación y elegir la opción de «Nuevo grupo».

A continuación, verás en la pantalla los contactos que tienes agregados a WhatsApp y vas pulsando sobre cada uno de los nombres de aquellas personas que quieras añadir al grupo.

Por último, la aplicación te va a solicitar que pongas un nombre al grupo.

Como administrador del grupo podrás agregar a más personas, eliminar integrantes, seleccionar si todos pueden enviar mensajes o no, nombrar y quitar a otros administradores, enviar invitaciones para participar en el grupo y autorizar quienes pueden modificar o no la información del grupo. En unos pocos pasos, ¡te harás con todo!

Videollamadas: ideales para hablar en grupo

Una de las últimas actualizaciones de WhatsApp facilita hablar por videollamada hasta con 8 personas a la vez.

Solo debes entrar en un grupo y seleccionar el icono del teléfono que tienes arriba a la derecha.

Inmediatamente después, la aplicación te pedirá que selecciones los participantes de entre los integrantes del grupo y ya está; solo te queda lanzar tu videollamada.

Con estas funciones, y algunos trucos de WhatsApp, tus conversaciones te resultarán mucho más sencillas y versátiles. ¿A qué estás esperando para probar?

Y para sacar el máximo partido a esta y otras aplicaciones, no dejes de formarte en las competencias digitales necesarias para ser parte de la ciudadanía digital.

Con esta formación podrás continuar ampliando tus conocimientos, aquí puedes consultar el catálogo formativo completo.