En la era de las aplicaciones de mensajería instantánea, este tipo de herramientas de comunicación incluyen funciones destinadas a las llamadas de vídeo.

¿Quién no ha hecho ya varias videollamadas con familiares y amigos? El uso de la imagen se ha instalado de manera global. Con el uso del vídeo podemos captar numerosos matices y ampliar las posibilidades de comunicación.

webcam

Etapas de confinamiento como la actual nos han llevado a adaptarnos a una nueva manera de comunicarnos. Las videollamadas son ahora protagonistas en nuestro día a día y la imagen es primordial para este tipo de comunicación

La cámara de tu ordenador o tu dispositivo móvil es la ventana que abre la posibilidad de explorar un modo de contacto que hasta hace poco no teníamos en cuenta.

Decidirte a activar tu webcam y usarla de manera responsable te ofrece numerosas ventajas en tu día a día. ¿Quieres saber más?

Ventajas de usar una cámara web

A nivel individual, esta cámara puede ayudarte en distintos aspectos de las comunicaciones personales:

  • Puedes hablar y ver a tus amistades y a tu familia haciendo una videoconferencia, lo que resulta importante para sentirlos cerca.
  • Si tienes niños o niñas de poca edad, puedes ver qué hacen mientras no estás junto a ellos en ese instante.
  • También te da la oportunidad de hacer partícipes de las celebraciones y fiestas familiares a las personas lejanas, como pueden ser los abuelos y abuelas.
  • Con este tipo de tecnología también podrás hacer pequeños vídeos como afición o para enviar a tus seres queridos a modo de felicitación.

Asimismo, en el ámbito profesional, una webcam te facilita acciones como:

  • Transmitir eventos como conferencias o reuniones entre equipos de trabajo situados a gran distancia.
  • Con una cámara web también puedes participar en cursos de teleformación y establecer un feedback con las personas que están encargadas de tu aprendizaje.
  • Es posible realizar entrevistas de trabajo a distancia.
  • Igualmente, es una herramienta indispensable para trabajar en proyectos comunes.
  • Otra opción muy interesante es poder utilizar tu webcam para realizar cursos de formación. Herramientas como Loom te darán la posibilidad de aparecer en pantalla y compartir tus diapositivas al mismo tiempo.

Finalmente, tampoco hay que olvidar que una webcam representa una gran ayuda para la comunicación vía Internet mediante el lenguaje de signos.

Uso seguro y responsable de la webcam

Seguir unas recomendaciones básicas te permite realizar un uso responsable de tu webcam y sacarle el mayor provecho posible sin tener que preocuparte por la seguridad.

  • Si te comunicas por webcam con personas que conoces, no tendrás que preocuparte por el uso que le das a la cámara. Tus interlocutores serán personas de confianza, con las que podrás hablar y divertirte relajadamente.
  • Recuerda también que uno de los signos de respeto en el uso de la webcam es pedir permiso a la persona con quien hablas si vas a grabarla o tomarle una foto. Os conocéis, y seguro que hay confianza entre vosotros para hacerlo, pero siempre es preferible que lo consultes.
  • En ocasiones puede que no quieras que tu webcam permanezca activada. Puedes utilizar aplicaciones para controlar esta posibilidad o controlar qué programas acceden a tu webcam a través del Administrador de Dispositivos de tu equipo. En este enlace tienes la información necesaria para hacerlo paso a paso.

Si tienes niños o niñas, también debes tener en cuenta unos consejos básicos para que puedan disfrutar de su webcam con total tranquilidad:

  • Colocar el ordenador en el salón permite que las personas adultas supervisen su uso.
  • Las cámaras con luz piloto te permiten saber si está grabando.
  • También puedes instalar un programa de control parental para evitar el acceso a determinadas emisiones.
  • Explica a tu hijo o hija la importancia de evitar las grabaciones de contenido sexual. Debe aprender a vivir esa faceta de su vida de un modo responsable.

Aplicaciones para la seguridad de la webcam

Garantizar la seguridad en el uso de este tipo de cámaras pasa por tomar unas precauciones básicas como, por ejemplo, asegurarte de tener actualizados tu antivirus y firewall.

Además, merece la pena desconectar la cámara web cuando no la estás usando, ya se trate de la del ordenador o la del teléfono móvil.

Igualmente, puedes considerar el uso de algunas aplicaciones pensadas para optimizar la seguridad de estos sistemas tecnológicos.

Una de las opciones es Secure Kids. Esta aplicación de control parental con la que se pueden monitorizar dispositivos Android de un modo cómodo, rápido y sencillo.

Está disponible totalmente gratis y permite supervisar aplicaciones, conocer la localización de un dispositivo en un momento concreto, establecer franjas horarias de descanso o crear alarmas e incluso configurar un botón de emergencias.

Otros, como ESET Internet Security, son programas integrales de blindaje de datos personales. Codifican e imposibilitan el acceso por parte de terceros a tu cámara, tu navegador, tus aplicaciones de banca online o tu smart TV.

También puede emplearse un software de monitorización como Qustodio, una aplicación gratuita con la que comprobar el uso que los más pequeños de la casa hacen de los dispositivos móviles y ordenadores.

Podrás controlar cuánto tiempo están conectados, bloquear contenido inapropiado o controlar juegos y aplicaciones, como puede ser el caso de la cámara web.

Aprender a manejar estos programas y aplicaciones no es una tarea compleja. En nuestra oferta formativa puedes encontrar cursos gratuitos destinados al fomento de las competencias digitales necesarias para que no encuentres problema alguno para desenvolverte con las nuevas tecnologías.

En definitiva, introducir el uso de la webcam en tus comunicaciones diarias te ayudará a optimizar tus reuniones, ya sean personales o de trabajo, y te permitirá mejorar tus contactos. Tan solo tienes que aplicar unos consejos básicos de uso responsable y seguro de esta tecnología.